Ahorra hasta un 80% con las energías renovables

La geotermia y la aerotermia son las grandes desconocidas en el terreno de las energías renovables. Las dos son energías respetuosas con el medioambiente y su uso minimiza nuestra dependencia energética. Sin embargo, ¿en qué se diferencian? La primera hace referencia a la energía que se encuentra en el subsuelo y se asocia a la actividad volcánica, a las aguas termales, géiseres, etc. La aerotemia, por su parte, se aprovecha de las calorías que flotan en el aire para refrigerar la casa, incluso en pleno invierno.

¿Cuál es la más ventajosa? A la hora de tener que elegir entre geotermia y aerotermia no dudes en consultar a una empresa especializada en energías verdes. Solo ellas conocen a la perfección las peculiaridades de ambas y, una vez estudiado tu caso, podrán asesorarte en tu beneficio. Aunque bien es cierto que si tenemos en cuenta algunas variables como la estética, si comparamos la geotermia con la aerotermia, gana la primera, ya que el entramado de tubos pasaría desapercibido al ir enterrado bajo el suelo.

Pero, ¿a qué se debe este interés por las energías limpias e inagotables? Lo cierto es que cada vez más personas quieren saber más sobre esta alternativa a la energía eléctrica y a su subida de precio.

Cualquier medida es poca en nuestra lucha por reducir al máximo el gasto de luz y de electricidad en la factura a final de mes. Nuestra dependencia a la misma (ver la televisión, uso de equipos informáticos, funcionamiento electrodomésticos, etc.) es más que evidente en nuestro día a día. Un uso racional de la energía y un cambio de hábitos también nos ayudarán a conseguir nuestro objetivo, como evitar dejar luces encendidas cuando no se necesitan, usar lámparas adecuadas para cada ambiente o buscar otras fórmulas para la climatización de nuestros hogares como la instalación de sistemas de suelos radiantes, que permiten ganar en espacio y disfrutar de una buena temperatura tanto en invierno como en verano, o el uso de calderas ecológicas.

Un dato: según las empresas de energías renovables, con la geotermia y la aerotermia muchas familias podrían ahorrarse hasta casi un 80%. Curioso, ¿verdad? Entonces, ¿por qué seguir apostando por las energías convencionales no renovables como los combustibles fósiles cuando conocemos de primera mano sus inconvenientes?

La geotermia y la aerotermia no contaminan y a pesar de su inversión inicial, los beneficios a medio y largo plazo son evidentes.

¿Por qué no lo pruebas?



A %d blogueros les gusta esto: