Aprender un idioma desde la cuna

Está claro que dominar varios  idiomas es una ventaja enorme a la hora de enfrentarse al mercado laboral. Ahora, estudiar inglés en Alcalá de Henares, por ejemplo, está al alcance de todo el mundo, pero se ha comprobado que, cuanto antes comience ese aprendizaje, mejor. Y es que los más pequeños poseen una capacidad muy grande para absorber otras lenguas durante sus primeros años de vida. A medida que las personas crecen, se va perdiendo esa facilidad para adquirir destreza a la hora de desenvolverse en otros idiomas.

¿El motivo? Las redes neuronales de los niños están en pleno desarrollo y, por tanto, reciben mejor los nuevos conocimientos. Existen numerosos métodos para enseñar idiomas a los pequeños. Los más efectivos son aquellos que utilizan la diversión como medio para enseñar la lengua extranjera. Mediante juegos educativos y personajes entrañables, los niños van adquiriendo nociones del idioma. Academias como Kids&Us utilizan este tipo de métodos para que los niños aprendan inglés en Alcalá de Henares.

Estas técnicas están basadas en el proceso natural de adquisición de la lengua propia, un procedimiento natural y espontáneo. De este modo, el niño empieza a construir una lista de palabras, tanto en su lengua materna como en la extranjera. Al principio, es normal que exista cierta confusión entre ambos idiomas, pero se disipará rápidamente. Luego, los pequeños bilingües comenzarán a construir oraciones con elementos de las dos lenguas. Finalmente, los niños terminarán por percibir claramente las diferencias entre su lengua materna y la extranjera.

Materiales divertidos

Utilizar materiales con mucho colorido y vistosas ilustraciones estimula el aprendizaje, ya que los niños no perciben las clases como tales, sino como momentos para el juego. Para ellos, es irrelevante que ese tiempo de ocio sea en otro idioma. Dominar una lengua foránea desde los primeros años de vida permitirá a esos niños poseer una cultura más amplia y relacionarse con personas de otras nacionalidades. Así, es positivo que los pequeños viajen a los países en los que se hable la lengua que está aprendiendo.

Conocer otro idioma desde niños les permitirá, además, ganar tiempo, ya que durante su adolescencia y juventud dispondrán de menos momentos y facilidades para aprender una nueva lengua. Con los centros de idiomas más modernos, los niños pueden aprender inglés en Alcalá de Henares o en cualquier otro punto del país sin esfuerzo y con desenvoltura.

 

 



A %d blogueros les gusta esto: