Cómo es una ventana energéticamente eficiente

instalatLas pérdidas térmicas que se producen en las ventanas y cerramientos de nuestra vivienda son las principales responsables del incremento en nuestra factura de calefacción. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) este gasto puede reducirse en un 70% si nos hacemos con unas ventanas que aíslen correctamente y solventamos los problemas de fugas de calor que se producen a través de huecos mal sellados y diferentes estructuras  del hogar como los cajones de las persianas, techos o paredes exteriores.

¿Cómo es una ventana eficiente?

Si vamos a instalar unas ventanas nuevas en nuestra vivienda debemos tener en cuenta las características de las ventanas energéticamente eficientes. La empresa Instalat, con más de 25  años de experiencia en el sector, nos ofrece las recomendaciones a tener en cuenta:

1-      Transmitancia térmica (U) baja: es la cantidad de calor que atraviesa una ventana por tiempo, área y diferencia de temperatura. Se mide en W/m2K.  El Código Técnico de la Edificación (CTE) establece las U máximas de las ventanas en función de la ubicación geográfica, la orientación y el porcentaje de huecos de fachada.

 

2-      Doble acristalamiento: este tipo de ventanas ofrecen un óptimo aislamiento térmico,  porque dificultan los intercambios térmicos entre los ambientes que delimita, frenando la entrada del frío y el calor.

 

3-      Clasificación de permeabilidad al aire máxima: la permeabilidad al aire es la cantidad de aire que pasa a través de una ventana cerrada y se mide en m3/h. Es otro factor a tener en cuenta para determinar la eficiencia energética de las ventanas.

 

4-      La hermeticidad y la resistencia son otros elementos a tener en cuenta que aseguran una elevada eficiencia energética, así como la calidad del vidrio y el material seleccionado para fabricar la ventana (madera, aluminio o PVC).

 

De manera complementaria y, tal como dijimos antes, es importante cubrir los diferentes puntos de fuga que se encuentran en la vivienda. Para ello, debemos aislar el cajón de la persiana mediante paneles de corcho y sellar las rejillas con silicona. Las paredes exteriores deben aislarse con placas de madera o espuma de poliestireno. Si resides en un piso alto, debes saber que puedes perder calor a través del techo. En este aspecto, es una buena solución instalar un falso techo fabricado a base de placas de yeso laminado o cubiertas a dos aguas.

 

Si quieres recibir información sobre las ventanas que mejor se adaptan a tus necesidades y cómo puedes ahorrar en la factura de calefacción contacta con el personal de Instalat. Resolverán todas tus dudas.

 

 



A %d blogueros les gusta esto: