¿Cómo no perder los nervios ante una mudanza?

Cambiar de casa significa mucho papeleo: trámites por un lado, permisos por otro, el embalaje de los enseres personales, su traslado… Todo ello sin organización puede derivar en un ataque de nervios. Para no caer en el caos es importante no actuar con prisas y contar siempre con la ayuda de una empresa especializada en la retirada de muebles en Madrid. Aunque son muchos los que optan por hacerla ellos mismos pensado en un mayor ahorro económico, al final, no es tanto lo que se ahorran como los quebraderos de cabeza que ganan.

Retirada de muebles MadridEn realidad, contratar los servicios de una compañía de retirada de muebles en Madrid ha de ser visto como una inversión, una decisión que seguro nuestra espalda agradecerá al no verse forzada para el traslado de, al menos, los muebles más pesados como armarios, mesas, sillas, etc.

Una vez hecho el inventario de todas las cosas que tenemos pensado trasladar de un sitio a otro es imprescindible centrarse en el embalaje de las mismas para evitar imprevistos, como roturas durante el transporte.

En este caso, lo más recomendable es ir de habitación en habitación, numerando y etiquetando cada caja para que podamos reconocer rápidamente el contenido de las mismas.

Pero, ¿cómo y por dónde empezamos a embalar?

Lo primero, es apropiarse de un número importante de cajas de diferentes tamaños, ya que no es lo mismo empaquetar libros que unos vasos de cristal.

Para la vajilla, por ejemplo, lo adecuado es colocar las unidades por separado y siempre con mucho cuidado, envueltas en plástico de burbujas que sirve de amortiguación. Los objetos más pesados se colocan en primer lugar y sobre ellos los más ligeros, así hasta llenar la caja evitando cualquier hueco y, en el caso de haberlo, rellenarlo con papel de periódico arrugado para frenar los golpes. Es estos casos, además de reforzar las cajas con bandas de cinta adhesiva cruzadas en la base, es necesario colocar en las esquinas, por dentro, unas telas o trapos de cocina.

¿Qué hacemos con la ropa?

Al ser lo que más abulta, la podemos meter en bolsas de basura y con los electrodomésticos, envolverlos en mantas que amortigüen los golpes. Podemos y debemos utilizar cartón para los muebles que tienen partes de cristal. Si éstos tienen cajones, los cerraremos con llave para facilitar la retirada de los muebles en Madrid.

Si todavía no te has decidido por una empresa en concreto, infórmate sobre los servicios que ofrece a sus clientes Transportes y Mudanzas Benito, una compañía especializada en la retirada de muebles grandes en Madrid. Sin duda, la mejor opción para una mudanza barata en Madrid.



A %d blogueros les gusta esto: