¿Cómo privar a alguien de una herencia?

Contar con un abogado de herencias en Madrid o en cualquier otra ciudad es la manera más efectiva de poder tratar todos estos temas de una forma profesional. Estamos ante un asunto que suele generar muchísimas dudas y algún que otro conflicto. Es por eso que todo el asesoramiento estará bienvenido. En ocasiones, por diferentes circunstancias, una persona puede ser desheredada. ¿Sabes cuáles son estos supuestos?

Una desheredación consistirá básicamente en privar a un heredero forzoso de la legítima. Para poder conseguirlo, se deberá realizar por testamento, siempre y cuando se cumplan algunas causas establecidas en el ordenamiento jurídico. Es importante tener muy presente que si no se expresan los motivos, probándolos satisfactoriamente, nuestra decisión puede llegar a ser anulada en un tribunal.

Si acudimos a un abogado de herencias en Madrid o en otra ciudad podremos recibir un asesoramiento completo. Aun así, hemos de tener muy presente que no podremos desheredar a nuestro completo capricho, sino que tendremos que acogernos a ciertas causas genéricas.

Por ejemplo, los padres podrán desheredar a sus hijos siempre que estos los hayan abandonado, corrompido o prostituido. También si han sido condenados por la justicia por atentar contra su vida o la de su cónyuge, así como contra la de cualquier de sus ascendientes o descendientes.

Además, un heredero (mayor de edad) puede verse privado de su herencia si es consciente de la muerte violenta del testador y decide no comunicarlo a la justicia. Existe una salvedad en este ejemplo, y es que el caso ya se estuviera investigando de forma previa.

Por último, pueden verse privados de su sucesión aquellas personas que impidan de forma maliciosa a una persona hacer su testamento o modificarlo mediante amenazas, violencia o fraude.

Estas son las causas generales por las que una persona podría verse desheredada. Pero, además, existen otras situaciones específicas que pueden desembocar en este mismo resultado. Por ejemplo, ni los hijos o descendientes han negado alimentos al padre o ascendiente sin motivo o si se ha producido una injuria o maltrato grave.

Además, los padres también pueden ser desheredados si han sido privados de la patria potestad mediante una sentencia judicial, si han negado alimentos a hijos y descendientes o si uno de los progenitores hubiera atentado contra la vida del otro sin que exista una reconciliación entre ambos.

Para terminar, un cónyuge también podrá ser desheredado si incumple de una forma constante con sus deberes conyugales, ni niega alimentos a su pareja o si atenta contra su vida. Un especialista en herencias en Madrid (o en cualquier otra localidad) podrá asesorarnos de la forma más amplia y profesional, resolviendo cualquier duda que tuviéramos.



Tags:

A %d blogueros les gusta esto: