Consejos a seguir antes y después de una abdominoplastia

Conseguir un vientre más plano se ha convertido en un verdadero rompedero de cabeza. Tanto hombres como mujeres se han sometido a dietas muy estrictas para poder lucir una tripa totalmente lisa este verano pero sin ningún éxito. Cuando comer sano y bien y una actividad de ejercicios diaria no es suficiente para lograr una zona abdominal totalmente esculpida, la reducción de abdomen aparece como una solución real y eficaz a largo plazo para acabar con este tipo de problemas, que en algunos casos pueden convertirse en verdaderas obsesiones.

reducción de abdomenPero, ¿en qué consiste esa reducción de abdomen? ¿Cuáles son los riesgos? A continuación te explicaremos una serie de consejos a seguir antes y después de la abdominoplastia. Se trata de una operación estética que se utiliza para eliminar y extirpar la piel sobrante del abdomen. Un procedimiento quirúrgico por el que deciden pasar aquellas mujeres que después de haber pasado un embarazo, se dan cuenta de que la piel de la barriga se ha estirado aún más. También aquellas personas que tras haber perdido mucho peso quedan con un exceso de piel considerable.

La reducción de abdomen no solo ayuda a quienes se someten a ella a verse mucho mejor por fuera, también es sinónimo de salud al reforzar la confianza en sí mismos, ganando en autoestima.

Es cierto que se trata de una operación muy sencilla, pero como ocurre con otras intervenciones quirúrgicas, se recomienda a los pacientes adoptar una serie de pautas, siempre pensando en su mejoría, como dejar de fumar dos semanas antes de la operación, para evitar así una alteración de la microcirculación que puede repercutir negativamente en el resultado; lavar el cuerpo con un jabón germicida; no tomar aspirinas u otros medicamentos; realizar ejercicios respiratorios…

La cicatriz resultante de la reducción de abdomen es apenas visible gracias al trabajo de los buenos especialistas que hay en el país. Lo realmente engorroso para el paciente viene después de la operación, quien tendrá que llevar una faja especial que deberá usar, tanto de día como de noche, al menos durante 8 semanas.

Es importante dormir boca arriba, siguiendo un reposo estricto los dos primeros días. Hasta que no se retiren las suturas evitar mojar el apósito, no realizar grandes esfuerzos ni conducir al menos durante cuatro semanas.

Los resultados conseguidos en nuestro Centro de estética avanzada gracias a este proceso que consiste en reducir la piel sobrante del abdomen son realmente satisfactorios para los pacientes que cada día se someten a él.



A %d blogueros les gusta esto: