El audífono, tu segundo oído

audifono
El oído es uno de los sentidos más importantes para nuestra seguridad. Ante cualquier peligro, nos avisa de que algo ocurre y nos pone en alerta. También es sumamente importante para el aprendizaje, ya que es el primer punto de comunicación para el lenguaje.

Un niño que no oye es un niño que no aprende. De ahí la importancia de detectarlo a tiempo y suplir con un buen audífono cualquier carencia que pueda desarrollarse desde la más tierna infancia. Para aprender a hablar, es importante oír bien ya que en los primeros años de vida, los bebés se dedican a empaparse de todo cuanto les rodea para repetirlo y así aprender a expresarse: las voces de sus padres, el llanto de otros niños, los ruidos de la calle, las canciones… Todo está rodeado de sonidos apasionantes.

Los sordos necesitan una educación especial e integrada que les permita adquirir los conocimientos necesarios para su desarrollo personal. La atención temprana es vital para que no queden rezagados ante un problema como éste. Actualmente existen diversas estrategias de enseñanza que se llevan a cabo para que esto no ocurra, como el apoyo visual. Leer los labios, hacer tarjetas con dibujos o escribir las tareas y horarios son tan sólo algunos detalles que se pueden aportar para que el aprendizaje en el aula no se vea mermado.

En el campo de la ciencia, se han ido desarrollando diferentes técnicas para mejorar la calidad de vida de estos pacientes. Así, un aparato de audición es uno de los dispositivos que pueden ayudar en el día a día, amplificando el sonido y transformando las ondas sonoras en señales eléctricas. La tecnología digital ha mejorado considerablemente la calidad del sonido y hoy en día existen numerosos modelos donde elegir, muchos de ellos muy discretos.

Según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística, la población española con algún tipo de discapacidad auditiva asciende a en torno un millón de personas, cien mil de ellas con sordera profunda.

En cuanto al uso de prótesis auditivas, el grueso de los menores de 18 años lo hacen para resolver a edad temprana su problema de audición y que no les suponga una merma en su educación, un 57% de ellos mediante audífono y el resto por implante coclear. En los mayores de 20 años, sólo el 68% usa algún aparato, siendo el audífono en un 87% de los casos.

Si necesitas información de estas ayudas para la audición, en Euro-Sone te la facilitarán sin ningún compromiso y con total profesionalidad.



A %d blogueros les gusta esto: