Equípese para ser un profesional de la jardinería

Tanto para el profesional como para el aficionado a la jardinería, uno de los grandes problemas a la hora de ponerse manos a la obra radica en la cantidad de material necesario. Muchas personas, cada vez más, acuden al cultivo de plantas y hortalizas como vía para escapar del estrés de la vida moderna. Esta afición, sin embargo, exige disponer de ciertos artículos “de partida” y unas cuantas nociones básicas y consejos para que llevemos nuestro hobby a buen término y no nos cansemos antes de tiempo.

¿Seguro que tienes espacio?: Especialmente en el caso de los cultivos urbanos, muchas personas pueden encontrarse con el problema de no contar en sus hogares o terrenos con habitaciones habilitadas para el almacenaje de herramientas, sustratos o semillas. Hay gran variedad de compañías, como por ejemplo City Self Storage que ofrecen a particulares o autónomos trasteros y espacios ideales para el almacenaje de herramientas. Para los profesionales por cuenta propia, esta firma ofrece descuentos de hasta 50 euros mensuales durante los primeros doce meses de alquiler. En este sentido, aportan accesibilidad completa, los 365 días del año, y todo tipo de carretillas y equipos de carga y descarga.

Herramientas imprescindibles: Conviene tener las ideas claras a la hora de equiparnos con las herramientas necesarias. El pico, la azada, una horca y el rastrillo, además de una pala, deben estar en la lista de todo jardinero que se precie. Asimismo, es necesario contar con artículos para trabajos ligeros como un corta-ramas, tijeras para la poda y escoba de varillas metálicas. Como hemos comentado anteriormente, contar con una habitación en nuestro hogar o con una empresa de alquiler de trasteros y espacios de almacenaje nos va a resultar más que necesario para guardar tantos utensilios.

Empezar por lo sencillo: Del mismo modo que muchas personas que empiezan a tocar la guitarra quieren convertirse en pocos días en Eddie Van Halen, muchos principiantes de la jardinería quieren convertir su terreno en unos nuevos jardines de Babilonia. Tenga en cuenta que en poco más de 15 metros cuadrados pueden llegar a crecer hasta 30 plantas. Asimismo, conviene elegir bien el terreno en el que vamos a ponernos a plantar, de manera que no sea pedregoso, no se encuentre en cuesta ni tampoco sea susceptible de quedar inundado por el agua en periodo de lluvias.

Como hemos visto, disponer de espacio en nuestro hogar (o empresas que lo proporcionen) para almacenar nuestras herramientas y saber simplificar a la hora de comenzar en el mundo de la jardinería son las claves. Ahora que ya tiene algunas nociones, el siguiente paso le corresponde a usted. 

Visita nuestra Web



A %d blogueros les gusta esto: