¿Es necesario el certificado de eficiencia energética en Madrid?

Son muchas las preguntas que se han generado en torno al certificado de eficiencia energética en Madrid. ¿Es un impuesto? ¿Sirve para ahorrar energía? ¿Sube el precio de un inmueble? ¿Es necesario para poner a la venta o en alquiler un piso? ¿Qué propiedades quedan exentas?

A continuación, intentaremos resolver de manera clara y concisa cada una de estas cuestiones sobre la certificación energética.

Para empezar, es imprescindible saber a qué nos referimos cuando hablamos del certificado de eficiencia energética en Madrid. Se trata de un documento que incluye información relevante sobre las características energéticas del edificio en cuestión. A partir del 1 de junio de 2013, como exigencia europea, en nuestro país se convirtió en una obligación para todas las viviendas en alquiler o venta contar con la certificación, ya que de no ser así los propietarios podrían ser sancionados con multas que van desde los 300 a los 6.000 euros.

certificado de eficiencia energetica madridCon este distintivo, el posible comprador o inquilino tendrá acceso a la calificación que ha recibido la vivienda, lo que le ayudará a tomar una decisión. Mediante una escala de 7 letras, de la A a la G, de mayor a menor eficiencia energética, lo que se calcula son las emisiones de CO2 y la energía consumida en condiciones normales de uso y ocupación, teniendo en cuenta la calefacción, la refrigeración, la ventilación y la iluminación, entre otras cosas. Según la nota que reciban los inmuebles, se entiende que el precio variará, ya que, como hemos visto antes, no es lo mismo la calificación A que la G.

Además, el resultado de dicho estudio facilitará al inquilino datos relevantes sobre cómo mejorar el comportamiento energético de un inmueble con el objetivo de reducir el consumo de agua, gas y electricidad. Otra cosa es que esas medidas de mejora se lleven a cabo.

Por lo general, todos los edificios deben contar con el certificado de eficiencia energética en Madrid, aunque la normativa incluye algunas excepciones: los pisos arrendados por menos de cuatro meses, inmuebles aislados de menos de 50 metros cuadrados útiles, edificios y monumentos protegidos de culto o religiosos, construcciones provisionales y la parte no residencial de edificios industriales y agrícolas.

Para obtener el distintivo lo lógico es acudir a técnicos especializados como los que trabajan en Certifica Eficiencia Energética, una empresa con más de 10 años de experiencia. Consolidada en el sector del certificado de eficiencia energética en Madrid, se adapta en todo momento a las necesidades de sus clientes. Entra en www.certificaeficienciaenergetica.es para cualquier duda.



A %d blogueros les gusta esto: