¿Por qué sustituir las lámparas de bajo consumo por las lámparas LED?

Cualquier medida es bien aceptada por los consumidores, siempre y cuando suponga un ahorro para nuestro bolsillo a final de mes. Por este motivo, la invención y aparición de las bombillas de bajo consumo supuso una gran revolución. Lo mismo sucede con las lámparas LED, aunque todavía están aterrizando en el mercado.

Quizás eres de los que piensan que cambiar una bombilla que todavía funciona es una tontería. Sin embargo, los números no dicen lo mismo. Las bombillas de bajo consumo, como su propio nombre indica, y las bombillas LED duran hasta 15 veces más que una convencional. Además, utilizan menos electricidad. ¿Quieres saber cuánto? Hasta una quinta parte menos de lo que consumen las incandescentes.

El dilema se plantea cuando tenemos que elegir entre una de bajo consumo o una bombilla LED. Lo cierto es que varios estudios han demostrado que el LED es más eficiente y flexible, convirtiéndose en la tecnología del futuro. Pero, ¿en qué se basan? En una simple comparación.

downlight led

A diferencia de lo que ocurre con las de bajo consumo, las lámparas LED:

    • no requieren de mantenimiento anual ni gastos de reciclaje
    • la luminosidad no se ve afectada a baja temperatura
    • el encendido es instantáneo
    • y dado su eficiente consumo de energía, le permite disponer de acumuladores que mantienen encendidas las bombillas durante varias horas o días consecutivos.

Dadas sus ventajas, estas bombillas se están incorporando a los downlight, una lámpara con forma de ojo de buey pero de mayor tamaño. Son las más apropiadas para iluminar locales comerciales, hoteles… en definitiva, espacio amplios. Aunque, también las podemos encontrar en algunas viviendas. El bajo consumo de los downlight LED los ha convertido en la solución perfecta a nivel doméstico, ya que pueden estar muchas horas encendidas sin que ello repercuta en los costes.

Por suerte, la tecnología no ha dejado de avanzar a nuestro favor, y un ejemplo lo tenemos en los downlight LED. Los primeras que se crearon emitían muy poca luz: 1 Watio de potencia.

Para adquirir una de ellas, puedes acudir a Beneito Faure, empresa líder en el sector. Lleva años fabricando downlight, focos, lámparas y demás complementos para la iluminación LED. Se caracteriza, en primer lugar, por utilizar componentes de alta calidad y de primeras marcas.

Además, dispone de una gran variedad de modelos a elegir según las necesidades del cliente. Cuenta con un amplio personal que te asesorará de manera personalizada, y si deseas más información, visita su página web. 



A %d blogueros les gusta esto: