Psicóloga en Las Palmas: experimenta cambios a mejor en tu vida

psicologa las palmasLejos de los mitos y creencias que durante años se han creado en torno a la figura de los psicólogos y de los pacientes, ir a la consulta de un psicólogo en Las Palmas o en cualquier otra ciudad no es sinónimo de ser una persona débil, incapaz de resolver sus problemas, y mucho menos, de haber perdido la cabeza. Por suerte, atrás quedaron esos comentarios que calificaban de locos a las personas que se ponían en manos de especialistas.

El psicólogo es un profesional de la rama de la salud que, como cualquier otro médico, cuenta con los conocimientos y la experiencia necesaria para ayudar al paciente en cuestión a detectar el problema y a solucionarlo con el tratamiento adecuado. Cuando una persona decide ir a un psicólogo en Las Palmas, lo único que significa es que quiere mejorar ciertos aspectos de su vida.

Pero, sin duda, todavía hoy sigue pesando ‘el qué dirán’ y acudir a la consulta de un psicólogo en Las Palmas no suele ser tarea sencilla y, por regla general, esperamos hasta el último minuto, hasta cuando ya no podemos más, para ponernos en sus manos. Según los expertos, el 95 % de las veces sufrimos de forma innecesaria.

¿Cuáles son los síntomas que nos indican la necesidad de acudir a un profesional?

Ansiedad, falta de autoestima, pérdida de control en el día a día, mentalidad negativa y obsesiones, dificultades para descansar y coger el sueño, postergar decisiones por miedo a las consecuencias, el llanto o la agresividad… Desechar estos aspectos negativos que en lugar de aportar, restan a nuestra vida, es una de las razones principales por las que muchos pacientes acuden a la consulta de la psicóloga en Las Palmas Paula Cañeque.

Gracias a los psicólogos en Las Palmas y a una buena terapia conseguiremos sentirnos mejor, superar nuestra dependencia, afrontar el resentimiento y superar los miedos. Cambiar hacia mejor siempre es posible pero, como en otros aspectos de la vida, la predisposición del paciente es fundamental. Si se quiere se puede cambiar la forma de sentir, de pensar y de actuar.

Como hemos podido ver, no hace falta estar en una situación extrema para ir al psicólogo en Las Palmas. Perder el miedo a lo desconocido nos ayudará a cruzar esa puerta y ver que detrás de ese profesional se encuentra una persona cercana, que nos escuchará, entenderá lo que nos pasa y que nos ayudará a resolver nuestros problemas poniendo en práctica todos sus conocimientos.

 



A %d blogueros les gusta esto: