¿Son buena opción los implantes dentales?

¿Tienes miedo a sonreír? ¿Has perdido alguna pieza dental y temes la reacción de los demás? Hoy en día, gracias a los últimos avances en el sector, volverás a lucir la mejor de tus sonrisas. Los implantes dentales en Madrid han ganado terreno a los métodos tradicionales y se han convertido en la mejor opción para ocultar la falta de un diente, pero… ¿por qué?

-          En primer lugar, por su estabilidad, así como por su aspecto totalmente natural. Nadie notará que lo llevas.

-          Además, los implantes dentales en Madrid sustituyen a la raíz del diente natural, ayudando a prevenir la pérdida progresiva del hueso maxilar.

-          Un tercer aspecto a tener en cuenta es la comodidad a la hora de hablar, sonreír y comer del paciente, perdiendo el miedo a masticar en público.

-          Asimismo, los dientes contiguos al implante permanecerán intactos y sanos ya que, a diferencia de lo que ocurre cuando se coloca un puente, los dientes vecinos no sufrirán ninguna presión ni tendrán que limarse.

implantes dentales en MadridY a todo ello, hay que sumar un dato más importante, la elevada tasa de éxito en la colocación de implantes dentales en Madrid, considerados como uno de los tratamientos más eficaces, tanto a nivel estético como de salud, ante la caída o pérdida de dientes.

Una vez que nos hemos sometido a una intervención de este tipo, debemos tomar una serie de precauciones para que los implantes dentales en Madrid nos duren toda la vida:

1.- Colocar hielo en la zona las primeras 24-48 horas, ya que el frío nos ayudará a bajar la hinchazón de la cara.

2.- Una buena alimentación después del implante es fundamental. Por eso, durante las primeras 12 horas, aunque sí se puede comer, es mejor optar por una dieta líquida como caldos o purés. Después, a medida que uno se sienta más cómodo, puede comer la mayoría de los alimentos, aunque las primeras semanas es recomendable evitar las palomitas, las patatas fritas, los frutos secos… ¿Por qué? Porque las semillas se pueden colar y meter entre los dientes.

3.- Beber mucha agua para hidratarse, pero sin pajitas, para evitar el efecto de succión. El té también es bueno pero, mejor que beber, es recomendable morder una bolsita mojada durante unos 30 minutos para frenar el excesivo sangrado.

4.- Huir del tabaco y del alcohol, agentes que retrasan el proceso de cicatrización y pueden aumentar el riesgo de complicaciones.

5.- Y por último, una buena higiene nos ayudará a mejorar nuestra salud bucodental y la del implante. Sin embargo, no conviene hacer enjuagues hasta un día después de la colocación del mismo.

Ante cualquier anomalía, no dudes en contactar con los profesionales como los que trabajan en la clínica Bordonclinic. Para más información, www.bordonclinic.com.

 



A %d blogueros les gusta esto: