Clases de paradas de autobús

Las paradas de transporte público, como el refugio o marquesina de autobús, son elementos que pertenecen al mobiliario urbano y que están caracterizados, entre otras cosas, por ser un espacio público con diferentes funciones sociales y con unas dimensiones bastante acotadas. Su función principal será la de acoger a todo tipo de pasajeros en su espera hasta que llegue el medio de transporte.

marquesina autobus

La localización habitual de estos elementos son las calzadas, donde puede actuar a modo de referencia física visible, tanto para los conductores de los autobuses como para los viajeros, facilitando el encuentro de ambos sujetos.

Existen varios tipos diferentes de paradas. Así, dependiendo de la clasificación que se coja, habría que hablar de paradas por ubicación o por infraestructura.

En lo que se refiere a la ubicación de las paradas, se refiere básicamente al emplazamiento de la misma en relación a la intersección de vía más cercana. Existirán tres tipos diferenciados: near side (lado cercano), far side (lado lejano) y mid block (a medio camino).

En cambio, en lo que se refiere a la infraestructura, existirán cuatro tipos bien diferenciados uno de otros, entre los que se encuentra la famosa marquesina de autobús.

Así, nos encontramos con la parada básica de autobús, seguramente la estructura más simple de todas. Se compone principalmente de un poste que contiene una señal en la que se detalla toda la información y los horarios de transporte. Suele disponer de un embarque pavimentado y conexión con la acera.

Un refugio peatonal es algo más complejo. Además del poste y las señales con información y horarios, cuenta con una estructura simple, basurero, zona de embarque pavimentada, conexión con la acera y alumbrado público.

En tercer lugar nos encontramos con la llamada parada de tránsito o marquesina de autocar. Su estructura es sensiblemente mayor a la del refugio, con un diseño distintivo, asientos, plataforma sobre el nivel de embarque, mapa del sistema de autobuses y, en algunas zonas, la posibilidad de realizar el pago de la tarifa de transportes.

En último lugar nos encontramos con la estación cerrada de autobuses, cuya estructura es muchísimo mayor que las tres anteriores y, además, resulta ser un recinto cerrado con compuertas que únicamente se abrirán cuando el medio de transporte ha llegado al andén, lo que aumenta notablemente la seguridad de todos los viajeros, además de proteger de las condiciones meteorológicas externas.



Tags: ,

A %d blogueros les gusta esto: