Consejos para elegir vestido de novia

Escoger vestidos de novia en Madrid sigue siendo uno de los detalles más importantes en la organización de cualquier boda. Y también uno de los más difíciles. La elección dependerá de muchos factores, como el color de piel, el tipo de pelo, el estilo, la forma del cuerpo, la época del año en la que se celebre la ceremonia o también la hora.

vestidos de novia en madrid

A la hora de comprar el nuestro, lo más habitual será empezar como mínimo seis meses antes del gran día, de manera que podamos probarnos una buena cantidad de ellos y dé tiempo suficiente a retocarlo, buscando el equilibrio con nuestro cuerpo. Así, podríamos hablar de una clasificación según nuestra forma, fijándonos en nuestro pecho, hombros, piernas o brazos.

Así, el primer tipo de cuerpo que nos encontramos es con el llamado “reloj de arena” (o pajarita). Se trata de la forma más equilibrada y que nos permitirá apostar por más tipos de diseños, colores o tejidos. En esta ocasión, el contorno del pecho y de la cadera es el mismo, con la cintura más estrecha.

El segundo tipo de cuerpo que nos podemos encontrar a la hora de escoger vestidos de novia en Madrid es el llamado “ocho”. Se trata de una mujer con bastantes curvas, busto, caderas y nalgas con la cintura algo más estrecha. Lo mejor en este caso será utilizar tejidos suaves que se ajusten de forma muy ligera.

El siguiente es el llamado cuerpo tubular, que puede ser alargado o cuadrado. El primer tipo se caracteriza por tener poco busto, mientras que el segundo presenta una estructura más ancha. Ambos son rectos, con hombros y caderas equilibrados, sin una cintura excesivamente definida. En esta ocasión, el corte princesa es el más apropiado, ya que realzará el busto disimulando la zona de las caderas.

El cuarto tipo de cuerpo es el llamado triangular o “pera”, con una parte superior estrella y una inferior más ancha. Las piernas suelen ser rellenas. La solución será vestir los hombros de la novia para ampliar ligeramente la zona. Así, los tejidos de esta zona han de tener más cuerpo que en las caderas.

El llamado “triángulo invertido” es ideal para potenciar todos los detalles en la parte inferior del vestido. Le favorecen las líneas rectas o plisadas, evitando volantes o capas en la cintura. Las sedas o satenes forrados son perfectas.

En último lugar, el cuerpo oval se verá muy favorecido por las líneas rectas y la ausencia de adornos, pudiendo utilizarse únicamente en la zona superior.

Como verás, elegir vestidos de boda en Madrid no es una tarea nada sencilla. Por eso, hemos de iniciar la búsqueda con suficiente antelación hasta dar con el diseño que mejor nos quede.



Tags: ,

A %d blogueros les gusta esto: