Campamentos de verano, la mejor alternativa para los más pequeños

¿Quién no se acuerda de los campamentos de verano? Seguro que todos guardamos un gran recuerdo de aquellos tiempos. Era una de las mejores épocas del año. Sin tener que ir a clase, realizando actividades al aire libre, durmiendo en tiendas de campaña y disfrutando con nuevos amigos. Se trataba, sin duda, de una de las formas más recomendables para pasar el verano. Como respuesta a los diversos gustos de los más pequeños, en la actualidad, podremos enviar a nuestros hijos a diferentes campamentos de verano con temáticas muy dispares. Por un lado, están los tradicionales, y por otro, tenemos los de idiomas, los deportivos…

Hoy en día los campamentos ya no se desarrollan exclusivamente en la naturaleza. La oferta de este tipo de ocio se ha extendido a todos los ámbitos posibles. Por supuesto que podremos enviar a nuestros hijos al clásico campamento donde entrarán en contacto con la naturaleza y con la realización de actividades al aire libre, pero también tendremos la oportunidad de darles a elegir entre muchas más opciones para el verano. Podrá escoger entre numerosas actividades recreativas, como por ejemplo los campamentos de cine o teatro, campamentos de yoga o de noches temáticas. Uno de los más demandados son los campamentos culturales como, por ejemplo, los de música, astronomía, baile, lectura o manualidades.

Quizá uno de los campamentos de verano que más ilusión crea a nuestros hijos e hijas hoy en día sean los campamentos deportivos. Se trata de una de las mejores opciones, ya que aparte de divertirse y conocer a gente nueva, podrán realizar ejercicio, que les ayudará en su desarrollo físico. Tanto en España como en el extranjero, existen muchísimas opciones en este campo. Campamentos de atletismo, de baloncesto, de fútbol, de gimnasia rítmica, de golf, de hípica, de pádel, de tenis… Aunque también existen modalidades de deportes que son más propios del verano, como pueden ser los campamentos de piragüismo, de surf, de windsurf o de vela.

Otro de los cambios importantes que han sufrido los campamentos de verano es la posibilidad de mandar a nuestros hijos a campamentos de idiomas, donde además de realizar las típicas actividades lo harán aprendiendo o perfeccionando un idioma nuevo. Chino, ruso, italiano, portugués, francés, alemán o inglés son algunas de las opciones que se nos presentan delante. Los campamentos ya no serán nunca más exclusivamente de contacto con la naturaleza o de actividades al aire libre, sino que tendremos un enorme abanico de posibilidades para que nuestros hijos pasen un verano que recordarán durante años.



A %d blogueros les gusta esto: