De nuevo, tenemos ante nosotros una tendencia que está viviendo su segunda edad de oro: las joyas dentales. En su día, fueron Madonna, Beyoncé o Rihanna quienes se atrevieron a decorar sus dientes con grillz o brillantes.

Ahora ha sido la influencer Bella Hadid quien nos sorprendía, hace unas semanas, luciendo una pequeña joya en sus dientes, concretamente, en uno de sus caninos.

Dentro de nuestras fronteras también tenemos a la máxima referente en decoración dental: la cantante Rosalía. Recordemos que, hace unos años, la artista comenzó a lucir unas llamativas fundas de oro en sus dientes.

Recientemente le ha tocado el turno a una mariposa. Y es que, desde que comenzó a promocionar su nuevo disco, Motomami, Rosalía luce una nueva extravagancia entre sus dos incisivos centrales.

Quienes deseen sumarse a esta nueva tendencia están de enhorabuena. La decoración dental no solo está al alcance de las celebrities y algunas de las marcas más conocidas están aprovechando el tirón de las joyas en los dientes.

Por ejemplo, Bimba y Lola presentó a principios de este año, en su perfil de Instagram, su propia colección de grillz.

Como ocurre casi siempre que las joyas dentales aparecen en escena, la publicación de Instagram acaparó cientos de comentarios. Muchos de los usuarios se mostraron entusiasmados con el diseño de los grillz.

Otros, en cambio, no juzgaron el aspecto estético de la propuesta. Y se limitaron a emitir comentarios negativos acerca de los daños que causan estos accesorios decorativos en los dientes. 

Así es que, para salir de dudas y arrojar algo de luz sobre este asunto, lo más aconsejable es preguntar a los expertos. Tras leer las declaraciones de una dentista sabrás si imitar a las celebs es una buena idea.

¿Qué opinan los dentistas de esta moda?

La doctora Almudena Herraiz, directora médica del departamento de Ortodoncia de las clínicas dentales Abaden se muestra rotunda acerca de la tendencia: “En la mayoría de las ocasiones, estos accesorios en los dientes están desaconsejados. Aunque tengan un aspecto inofensivo, pueden causar diversos problemas en la salud bucodental: caries, gingivitis, erosión del esmalte y sobrecargas en las piezas dentales”.

Sin embargo, la doctora Herraiz distingue entre unos casos y otros: “El problema es que, muchas de las joyas dentales que vemos, no han pasado los suficientes controles sanitarios para evitar el riesgo de alergias u otras complicaciones. Además, no siempre son colocadas por un profesional de la salud bucodental. El hecho de que una persona sin cualificación lleve a cabo la colocación de grillz se traduce en el uso de peores materiales y procedimientos más invasivos”.

Por ello, la especialista hace referencia a los riesgos que supone decorar los dientes con joyas. “En primer lugar, cualquier elemento situado sobre la superficie de los dientes dificulta la limpieza. Al no poder pasar bien el cepillo, resulta inevitable que se acumule placa bacteriana y sarro. Esto, con el tiempo, puede dar lugar a la aparición de enfermedades bucodentales como la caries, la gingivitis y la periodontitis”.

Además, otra de las consecuencias más comunes de llevar grillz es la erosión y el desgaste dental. Cuando las joyas se llevan durante mucho tiempo, se puede acabar erosionando el esmalte del diente. Además, la colocación de algunos grillz requiere tallado dental, que es un procedimiento que consiste en reducir parte de la superficie del diente para adaptar la joya a él. Es decir, para que quepa. 

Por último, otro de los riesgos de las joyas dentales son las sobrecargas. “Si la estructura del grillz es muy pesada, se genera una carga excesiva que el diente puede no ser capaz de soportar. Esto, a la larga, conllevaría un mayor riesgo de experimentar movilidad o, incluso, caída de las piezas dentales”, advierte la doctora. 

Consejos para llevar joyas dentales y reducir los riesgos

A pesar de las reticencias de los expertos, siempre habrá una gran cantidad de personas que deseen imitar la tendencia marcada por las influencers. Para minimizar el riesgo de dañar la salud bucodental, la doctora Herraiz lanza unos últimos consejos:

  • Acudir a una clínica dental que ofrezca este servicio: la colocación de grillz debe ser realizada por un profesional sanitario, no por alguien ajeno a este campo.
  • Rechazar cualquier joya que requiera tallado dental: este procedimiento reduce el esmalte del diente y es irreversible.
  • Decantarse por complementos removibles, en lugar de fijos: lo más recomendable es que las joyas se puedan retirar para cepillar los dientes.
  • Aumentar la frecuencia de cepillado: hay que ser especialmente cuidadosos con la higiene diaria y acompañar el cepillado con el uso de hilo dental y enjuague.
  • Usar limpiadores específicos para joyas dentales: no se debe usar un producto común para limpiar joyas, ya que puede ser nocivo para la salud. 

Es probable que las joyas dentales generen cierto rechazo o, al menos, escepticismo entre los odontólogos. Como has visto, hay unas opciones más nocivas que otras, así es que, si tu deseo es llevar grillz, te recomendamos confiar en el criterio de tu dentista de confianza. De esta manera, podrás seguir cualquier tendencia respetando tu salud bucodental lo máximo posible.

Sobre Abaden

Abaden es un grupo dental que cuenta con nueve clínicas propias en Cataluña y un equipo de más de 90 profesionales. Fue fundado en 1984 por el doctor Domingo Obradors. A día de hoy, el grupo está capitaneado por la segunda generación de dentistas de la familia Obradors. Abaden cuenta con un equipo altamente formado y cualificado en todas las áreas de la Odontología. Por ello, en sus centros se llevan a cabo tratamientos que no se realizan en otras clínicas dentales. Algunos ejemplos de ello son la ortodoncia invisible, los implantes dentales en toda la boca en una sola sesión, la sedación consciente o el injerto óseo con hueso humano.