Características de las naves prefabricadas

La utilización de todo tipo de naves prefabricadas permite disfrutar de unas sensibles y notables ventajas en todo tipo de sectores, pero sobre todos en el de la construcción industrial.

naves prefabricadas

Uno de los beneficios más importantes es que permite gestionar y controlar absolutamente todas las fases productivas, desde el origen hasta su finalización. De esta forma, se puede garantizar por completo la calidad de todas y cada una de las piezas utilizadas, así como de los acabados conseguidos.

Las naves prefabricadas que fabrica Tekton cuentan además con un sistema constructivo único, con unas propiedades mecánicas que otorgan a estas soluciones una mayor durabilidad, así como una simplificación en las ampliaciones y un mantenimiento día a día mucho más sencillo.

En esta misma línea, el montaje de este tipo de naves es relativamente sencillo gracias a sus propiedades mecánicas y, por tanto, el tiempo de instalación será también mucho menor. Todo ello sin renunciar a un acabado estético superior.

¿Qué características tienen estos pabellones prefabricados? Principalmente cuentan con diferentes cerramientos, como por ejemplo diferentes sistemas para las cubiertas superiores y también para las paredes laterales. De esta forma, se puede conseguir una mejoría notable en aspectos tan importantes como la resistencia frene a todo tipo de inclemencias meteorológicas.

Además, todas estas naves cuentan con accesorios como mantas de aislamiento, canalones y bajantes para mejorar sus características.

Otra de las ventajas fundamentales de esta clase de pabellones es que se pueden amoldar para las necesidades concretas o para obras de gran envergadura, diseñando instalaciones concretas según las exigencias de cada cliente. De esta forma, se puede ejecutar un proyecto en el que se sepa el sector al que va dedicado, la superficie de edificio que se desea, el tipo de actividad a desarrollar en su interior o la ubicación geográfica donde se realizará la construcción.

Al estar hablando de naves prefabricadas, los plazos de ejecución de la obra se pueden acortar enormemente sin que ello suponga una pérdida de eficacia. Tampoco implica un aumento en los costes, ya que todos estos puntos estarán siempre a favor del cliente.

En último lugar, no se puede olvidar de la seguridad en la construcción de estas instalaciones y en su robustez, a prueba de todo tipo de situaciones y cambios climáticos. Estas características, unidas a su impecable acabado, permite un resultado del todo satisfactorio para los clientes.



Tags: ,

A %d blogueros les gusta esto: