¿Conoces el gas refrigerante R410A?

gas refrigerante r410a

El gas refrigerante R410a, bajo sus múltiples denominaciones, es el utilizado para llevar a cabo las cargas de los aparatos de aire acondicionado que encontramos con bastante asiduidad en las casas. Se trata básicamente de una mezcla de dos gases diferentes: el diflorometano y el pentafluoroetano.

Esta mezcla fue inventada en la década de 1990 en los Estados Unidos por la empresa Allied Signal, actual Honeywell, que sigue siendo el mayor productor y distribuidor mundial. Su éxito vino de la mano del esfuerzo combinado de muchas empresas de aire acondicionado.

A diferencias de los productos que contienen cloro o bromo, el  gas refrigerante R410a solamente estará compuesto por flúor, lo que ayuda significativamente al medioambiente y a no dañar más la delicada capa de ozono. Este hecho ha provocado que otros productos, como por ejemplo el R22, hayan caído en un desuso casi completo.

Entre las características principales de este gas nos encontramos con que es clasificado como de alta seguridad por parte de la ASHRAE, la sociedad americana de ingenieros de refrigeración y aire acondicionado. ¿Qué quiere decir esto? Básicamente que no será tóxico ni tampoco correremos riesgo de incendio en el hipotético caso que exista una fuga.

Otra característica de este elemento refrigerante R410a es que su nivel de presión es mucho más elevado de lo habitual. De hecho, es hasta 8 bares superior al gas R22 a una temperatura constante de 40ºC. Por ello, más que conveniente se puede decir que es obligatorio utilizar todo tipo de mangueras, manómetros y material frigorífico a la hora de manipularlo.

Además, hemos de saber que este gas, al ser una mezcla, tiene que cargarse en los aparatos de aire acondicionado cuando se encuentra en fase líquida, siendo igualmente muy estable y sin que exista ningún tipo de cambio medible de rendimiento o de composición.

En último lugar, el gas R410A posee unos grandes resultados de rendimiento cuando es utilizado en modo calor. De ahí que la mayoría de fabricantes de aparatos de aire acondicionado y bomba de calor lo utilicen. Eso sí, no es recomendable utilizarlo en instalaciones que antes funcionaban gracias al gas R22, ya que su temperatura crítica es bastante baja, superando por poco los 70ºC (72,2ºC).

Si notas que tu aparato no enfría con la misma potencia que al principio, seguramente se deba a que necesitas una recarga de refrigerante. En este caso, lo más adecuado será ponerte en manos de profesionales que puedan ofrecerte el mejor servicio y una atención personalizada.



Tags:

A %d blogueros les gusta esto: