Divorcietor, sinónimo de divorcio express

Cuando el amor se acaba el divorcio es la mejor solución. No resulta fácil decir adiós a la pareja con la que uno ha vivido durante años y, en algunos de los casos, con quien ha formado una familia; pero en ocasiones, los problemas, imposibles de solucionar, se van haciendo más y más insalvables, al mismo tiempo que las ganas de luchar se diluyen y, es ahí, cuando el cariño ya no es suficiente.  

Si en los tiempos que corren no es sencillo tomar una decisión que va a cambiar el resto de nuestras vidas, mucho menos lo era antaño, cuando ‘el hasta que la muerte os separe’ era el modo de entender las relaciones entre parejas. Tampoco ayudaba que se prolongarán en el tiempo los trámites que había que llevar a cabo para poder poner punto y final a la convivencia con una persona, disolviendo para siempre el vínculo del matrimonio. Además de los costes económicos, era necesario tener que alegar una causa superior que justificase la ruptura.

Por suerte, las cosas han cambiado desde la entrada en vigor en 2005 de la nueva ley que modificaba el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio que daba a conocer el divorcio express o de mutuo acuerdo.  Pero, ¿qué supone este cambio? ¿Qué requisitos hay que cumplir?

-       Una de las condiciones más importantes que se deben dar para poder acceder al divorcio express es que exista acuerdo mutuo entre los cónyuges, quienes tienen que acercar posturas sobre diversos temas como la guarda y custodia de los hijos (en el caso de que los haya), régimen de visitas, uso y disfrute del domicilio familiar, etc. Una vez que se cumple este punto se puede continuar con el proceso.

 

-       Además, tendrán que haber pasado tres meses, como mínimo, desde que la pareja se diera el sí quiero. Sólo y de manera excepcional se podrá presentar antes la solicitud de divorcio en el caso de que haya riesgo para la integridad física de una de las partes o de los hijos de ambos.

 

-       Asimismo, ya no es necesario buscar una razón que justifique el porqué de la ruptura ni la separación previa, agilizándose de esta manera el procedimiento. Y el reparto de los bienes comunes se puede dejar para más adelante.

 

De la mano de la nueva ley de divorcio express aparecieron también nuevas empresas que se especializaron en las separaciones matrimoniales de mutuo acuerdo y, a pesar de la crisis económica, están teniendo una gran demanda.

Divorcietor.com es una de ellas, convirtiéndose en la compañía líder del mercado por las ventajas de sus servicios. El divorcio express, como su propio nombre indica, es rápido, efectivo y, con Divorceitor.com, más económico. Por tan sólo 120 euros por cabeza y, sin hijos de por medio, podrá poner fin a una situación insoportable. Para más información, visite su página web, www.divorceitor.com y, ya se sabe, ‘marido y mujer hasta que la ley os separe’.



A %d blogueros les gusta esto: