El mejor mantenimiento para las calderas

No es nada raro que de vez en cuando tengamos que acudir a profesionales de la reparación de calderas en Madrid o en cualquier otra ciudad para solucionar los pequeños problemas que pueden aparecer cada cierto tiempo en este tipo de equipos. Para evitarlos, sería muy conveniente que realizásemos unas pequeñas comprobaciones periódicas, de manera que nos aseguremos de un correcto mantenimiento.

reparación de calderas en MadridAdemás de evitar alguna que otra avería, podremos beneficiarnos de un funcionamiento perfecto. Está comprobado que de esta manera se puede reducir hasta un 10% el consumo energético de estos equipos, lo que repercutirá de una forma directa a nuestra economía.

Cualquier especialista en la reparación de calderas en Madrid podrá explicarte que una manera muy eficaz de realizar un correcto mantenimiento será comprobar que todas las conexiones del equipo se encuentran correctamente enchufadas y en perfecto estado. Esto implicará verificar los enchufes a la red eléctrica, los conductos de gas, las tomas de entrada y salida del agua...

También es muy importante fijarnos en la presión a la que trabaja nuestro equipo, ya que un valor incorrecto, bien por alto o por bajo, puede suponer una avería. Lo habitual es que las calderas funcionen entre los 1,2 y los 1,5 bares como máximo. Para asegurarnos que todo va bien, tenemos indicadores en la parte exterior que nos dirán en todo momento cómo se comporta la máquina. Realiza este comprobación de forma habitual, utilizando la llave de llenado para corregir el problema si fuera necesario.

Otro consejo habitual entre los expertos en arreglos de calderas en Madrid es que fijemos una temperatura de confort y la mantengamos de forma constante. ¿Para qué sirve esto? De esta forma estaremos evitando los picos (altos y bajos) de consumo que pueden provocar roturas o averías en nuestro equipo. Al trabajar con una potencia lineal, se conseguirá ahorrar energía y que los componentes internos sufran lo mínimo posible.

No podemos olvidarnos que para conseguir el máximo rendimiento a nuestras calderas o calentadores, tendremos que comprobar también que los radiadores funcionan correctamente, que calientan por toda su superficie. Si esto no fuera así, tendremos que proceder a purgarlos. De hecho, es más que aconsejable realizar esta operación una vez al año, coincidiendo con la llegada del frío. Conseguiremos una calefacción más eficiente y sin avería alguna.

Por último, ten presente que para purgar los radiadores tendrás que hacerlo con la caldera apagada y en reposo por lo menos dos horas, ayudándote de un recipiente para recoger el agua que caiga de los calefactores.



Tags: , , ,

A %d blogueros les gusta esto: