La aceptación de la herencia a beneficio de inventario

herencia a beneficio de inventarioLa aceptación de la herencia a beneficio de inventario es una opción que ha cogido mucho peso en los últimos años, seguramente propiciado por la grave crisis económica en la que nos hemos visto envueltos. Pese a ello, esta figura siempre ha estado recogida en nuestro Código Civil. El endeudamiento que sufre buena parte de la población es una de las razones más frecuentes para la aceptación a beneficio de inventario, ya que estamos ante una posibilidad muy recomendable. Pero existen otros motivos que nos pueden aconsejar tomar esta decisión. Por ejemplo ante fianzas prestadas por el causante que podrían llegar a convertirse en deudas de la herencia años después del fallecimiento.

O también ante comprobaciones fiscales que pueden tener lugar hasta en los siguientes cuatro años después del fallecimiento del causante, dando lugar a deudas de carácter inesperado para los herederos. Una última opción para aceptar una herencia a beneficio de inventario es enfrentarnos a responsabilidades profesionales.

Cuando nos encontramos ante una herencia de composición dudosa, lo más práctico será renunciar a ella, sobre todo si creemos que tiene un saldo negativo, ya que un proceso judicial nos costará dinero y tiempo.

Sin embargo, existe un artículo en nuestro Código Civil, el 1011, que permitirá la aceptación de esta sucesión a beneficio de inventario mediante un proceso notarial, muchísimo más rápido y económico al judicial.

Entonces, si es mucho más sencillo, ¿por qué no se lleva a cabo una aceptación de este tipo más a menudo? Básicamente porque su regulación a día de hoy es completamente inexistente en el Reglamento Notarial y los requisitos contenidos en la Ley de Enjuiciamiento Civil son de muy difícil cumplimiento.

Además, no todo el mundo tiene claro que una herencia puede conllevar más deudas que bienes, por lo que el paso más sencillo siempre será el renunciar a la misma, no aceptándola y librándonos de esas responsabilidades.

Por último, no podemos pasar por alto que, en el fondo, es realmente difícil una aceptación a beneficio de inventario por culpa de la interpretación jurisprudencial de la materia.

Es por ello que siempre será recomendable contar con la ayuda y el asesoramiento de profesionales conocedores y expertos en la materia que puedan guiarnos a través de la idiosincrasia de este tema. Esto es realmente básico, puesto que no resulta fácil cumplir con todos los requisitos y gestiones que este proceso nos exigirá para una correcta ejecución.



Tags:

A %d blogueros les gusta esto: