La mejor solución para hacer frente a las temidas micotoxinas

Un secuestrante de micotoxinas constituye la mejor solución posible para hacer frente a estas dañinas sustancias, que han sido identificadas como uno de los males comunes que más quebraderos de cabeza traen a la industria ganadera. Cuando hablamos de micotoxinas nos referimos al producto generado por distintas especies de hongos que aparece con especial frecuencia en los cereales durante su desarrollo. El empleo de éstos en piensos para animales hace que sean las granjas los principales focos de preocupación respecto a la presencia de micotoxinas, que pueden afectar gravemente a los animales que las ingieren y causar un enorme riesgo para la alimentación humana. Por eso mismo y por lo difícil que resulta eliminarlas, su presencia en piensos es rigurosamente controlada, siguiendo lo dispuesto en las directivas europeas.

secuestrante de micotoxinasAfortunadamente, puedes echar mano del secuestrante de micotoxinas para hacer frente a esta amenaza. Se trata de productos que pueden ser de origen orgánico o inorgánico, y por sus propiedades pueden ser empleados como aditivos en el alimento de los animales de granja, como pollos o cerdos. La función de estos compuestos es la de ligarse con las micotoxinas para evitar en gran medida que éstas sean absorbidas en el aparato digestivo del animal. Al final, una sustancia y otra son eliminadas en la excreción. No obstante, hay aspectos a tener en cuenta también en la administración del secuestrante de micotoxinas, como puede ser la necesidad de limitar las cantidades empleadas para no crear nuevos problemas en la dieta de los animales.

A la hora de adquirir esta clase de productos, puedes encontrar en España empresas especializadas en la fabricación de absorbentes de micotoxinas. Una de ellas es Aplicaciones Especiales del Vallès, una compañía que ha adquirido proyección internacional desde que fuera fundada en Granollers hace casi un cuarto de siglo. Allí se centran en la producción de arcillas como la bentonita que ejercen la función de la que estamos hablando, contando con una serie especial destinada a su consumo animal con total seguridad. Se trata de productos ampliamente testados, cuya eficacia en estos casos ha sido estudiada y probada.

Si temes la posibilidad de que la ganadería se vea infectada por estos peligrosos metabolitos, emplear secuestrantes de micotoxinas de calidad es la mejor forma de librarse de ellos, procurando siempre establecer medidas adicionales que permitan poner todas las barreras posibles a la llegada y transmisión de las toxinas para cumplir así con las exigencias sanitarias.



A %d blogueros les gusta esto: