Las ventajas de una fachada ventilada

rehabilitacion de fachadas en madridA la hora de realizar trabajos de rehabilitación de fachadas en Madrid, existen diferentes técnicas interesantes que pueden aportarnos muchas y distintas ventajas. Elegir entre todas las opciones dependerá de ciertos factores, como pueden ser la finalidad de la obra o el presupuesto con el que se cuente. Entre todas las modalidades, existe una que se encuentra muy de moda por todos los beneficios que reporta: las fachadas ventiladas.

Se trata, básicamente, de un sistema constructivo que permite la colocación de un revestimiento independiente al cerramiento. Esta separación entre ambas partes servirá para alojar una capa de aislante en la que pueda existir una buena circulación del aire. La posibilidad de que esto ocurre implicará grandes ventajas en términos de ahorro energético.

En la rehabilitación de fachadas en Madrid por medio de fachadas ventiladas, las placas de revestimiento se podrán colocar con una junta perimetral, evitando por lo tanto cualquier problema derivado de la dilatación de los materiales y consiguiendo mantener durante mucho tiempo el buen aspecto.

Pero veamos cuáles son las verdaderas ventajas de las fachadas ventiladas, ya que dependen de la época del año en la que nos encontremos. Por ejemplo, en verano se producirá una mayor protección de los rayos sobre el cerramiento, ya que el sol incidirá sobre el revestimiento. Esto implica que calentará el aire alojado en la cámara, ascendiendo y siendo expulsado. El resultado es un hogar mucho más fresco.

Este fenómeno es conocido por los profesionales de la recuperación de fachadas en Madrid como “efecto chimenea”, ya que evita la acumulación de calor y permite un ahorro energético más que notable.

No acaba ahí la cosa, ya que durante el invierno cambiará la cosa, aportando al inmueble una mejor estabilidad térmica. En esta época, los rayos del sol no disponen de suficiente fuerza como para conseguir el movimiento del aire, así que la fachada actuará como si de un acumulador de calor se tratase.

En ambos casos, tanto durante las épocas calurosas como las frías, se disfrutará de un mejor aislamiento térmico y un ahorro energético más que significativo. No se puede pasar por alto que también sufriremos una mejoría en la estanqueidad, no permitiendo el paso del agua de lluvia en su inmensa mayoría. Se estima que únicamente un 5% conseguirá penetrar.

Para terminar, es preciso también señalar la importancia que tiene el componente estético en la elección de las fachadas ventiladas, ya que conseguirá evitar todos los problemas de humedades que pueden afear nuestros edificios.



Tags:

A %d blogueros les gusta esto: