¿Pueden los niños padecer depresión?

Cuando pensamos en un niño se nos viene a la cabeza la imagen de un ser inocente, alegre, motivado y curioso. La infancia es percibida comúnmente como una etapa de la vida feliz, en la que no hay cabida para la tristeza y la melancolía. Por eso, resulta complicado entender y admitir que los niños puedan ser presas de la tristeza y deprimirse, igual que les ocurre a los adultos cuando tienen que enfrentarse a una situación vital difícil como una enfermedad o la pérdida de un ser querido.

 

La realidad es que, aunque la depresión infantil es minoritaria, existe y hay que aprender a reconocer sus síntomas, para diferenciarla de otros trastornos similares. Estudios realizados estiman que entre un 4 y un 6% de la población infantil ha desarrollado algún grado de depresión que ha interferido en su desarrollo normal, por lo que resulta fundamental estar alerta ante determinadas manifestaciones que puedan estar indicando la existencia de una patología de este tipo.

 

En los niños y niñas la depresión se manifiesta con sentimientos de inferioridad, indefensión, baja autoestima, culpa y desesperanza. También pueden aparecer problemas psicosomáticos,  tales como dificultades para conciliar el sueño o alteraciones gastrointestinales. Además, dado que los niños aún no cuentan con el bagaje cultural y las herramientas necesarias para analizar sus sentimientos y manejar el mundo que les rodea no es extraño que aparezcan emociones difíciles de canalizar como la ira o la agresividad. Un niño con depresión puede aislarse, mostrarse más cansado de lo normal, apático, rebelde y sin interés. Su rendimiento escolar puede verse afectado, al igual que sus relaciones familiares y sociales. La buena noticia es que un abordaje temprano y especializado del trastorno garantiza resultados satisfactorios en la mayor parte de los casos.

 

En Alguien a quien hablar, un gabinete con más de 20 años de experiencia cuentan con un psicólogo infantil en Madrid especializado en trastornos infantiles como depresión,problemas en la adquisición del lenguaje, enuresis, encopresis, hiperactividad, fobias, dificultades para relacionarse con los demás… Realice su consulta y los profesionales de esta consulta le brindarán ayuda profesional, transparente y cercana.



A %d blogueros les gusta esto: