Regalar flores en Madrid

regalar flores en madrid
Si has pensado en regalar flores en Madrid, has de saber que existe una gran variedad de tiendas especializadas donde puedes adquirir todo tipo de productos de la máxima calidad. El mundo de las floristerías es muy amplio y algunas de ellas te ofrecen incluso la posibilidad de encargarlas online para que te resulte aún más sencillo tener ese detalle especial con quienes más quieres.

Tras comprar flores en Madrid, lo siguiente que has de saber es cómo cuidarlas para que te duren lo máximo posible. No todas soportan las mismas condiciones y muchas languidecerán antes de tiempo si las colocas cerca de una fuente de calor, como un radiador, mientras que otras precisan de humedad extra durante todo el día, mientras que otras no soportan las corrientes de aire, así que no deben estar en zonas de paso ni al lado de ventanas abiertas.

Si vas a regalar un ramo en Madrid, será más fácil lucirlo durante el tiempo que duren las flores. Lo primordial es deshacerse del envoltorio y cortar el tallo sobrante para que el agua llegue mejor a la flor y tarde más en secarse.

En un jarrón, preferiblemente de cristal, echa agua fresca y los nutrientes que te darán en tu floristería; como el agua se evapora y también es absorbida por las flores, deberás rellenar el jarrón de vez en cuando pero sin tirar el agua que has enriquecido con los nutrientes. Si lo haces así te durarán mucho más los ramos.

En caso de que te decantes por adquirir una planta en Madrid, también  es esencial el consejo de tu especialista para que ésta perdure con toda la fuerza. Si eliges una planta de exterior deberás aplicarle unos cuidados diferentes a si es de interior. ¿Cuáles son los elementos a tener en cuenta en cualquiera de los casos?

  1. La luz. Las plantas, sean de la clase que sean, necesitan estar en zonas iluminadas pero atención, porque si les da mucho sol pueden quemarse sus hojas.
  2. La temperatura. No coloques las macetas cerca de la calefacción porque se secarán. Para ello, es bueno vaporizarlas con cierta frecuencia y hacer todo lo posible porque tengan la humedad idónea para cada tipo.
  3. El abono. Si quieres que crezca bien, no olvides abonarla cada quince días mientras dure su período de crecimiento.
  4. Las plantas también se limpian. No olvides eliminar los restos de polvo que se depositan sobre las hojas, así absorberá mejor la luz que necesita para vivir.
  5. El riego. Es mejor pecar de defecto que de exceso en este caso, ya que si te pasas la ahogarás.

Si quieres comprar toda clase de ramos y plantas, consulta en Silvosa Hermanos y regala la que más te guste.



Tags:

A %d blogueros les gusta esto: