Ventajas del aislamiento térmico de tejados

A la hora de levantar o rehabilitar cualquier tipo de edificación, el aislamiento térmico de tejados y fachadas ha pasado de ser una mera cuestión a situarse en primer plano por las ventajas que ofrece: más ahorro económico y confort y menos consumo de energía, garantizando un ahorro perceptible en la factura energética a final de mes.

Según datos del IDEA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), en torno al 47 por ciento del gasto de energía de los hogares se produce en la climatización de los mismos. Un dato que podría verse reducido con la protección térmica más adecuada en cada caso.

¿Por qué se dice que se gana en confort y bienestar? Muy sencillo, porque una vivienda con un buen sistema de aislamiento térmico de tejados y fachadas ayuda a mantener una temperatura idónea dentro del inmueble, tanto en invierno como en verano. En los meses de máximo frío y lluvia, lo que hace es limitar las pérdidas de calor, evitando de esta forma que se dispare el uso de la calefacción. Mientras que en verano, por el contrario, actúa de barrera para impedir que el calor penetre en las instalaciones.

Al mismo tiempo, la reducción del consumo de energía conlleva, por su parte, una disminución de la emisión de gases de ‘efecto invernadero’. Por lo tanto, se trata de una medida ecológica y respetuosa con el medio ambiente que, sin exigirnos grandes esfuerzos, nos ayuda a acabar con las condensaciones y a eliminar las humedades que se generan en el interior y que dan lugar a la aparición de moho.

A parte de todas las ventajas sobre el aislamiento térmico de tejados y fachadas mencionado anteriormente, hay que destacar el poco mantenimiento que requiere, ya que se trata de un elemento que permanece siempre en el mismo sitio y que nadie manipula. Asimismo, ayuda a reducir el ruido del exterior y el que proviene de los vecinos.

Todo ello, aportará también un valor añadido al inmueble en cuestión a la hora de ser puesto en alquiler o a la venta.

Por este motivo, a la hora de elegir el mejor sistema de aislamiento térmico de tejados y fachadas es importante confiar y ponerse en manos de profesionales. Olabarria, por ejemplo, es una empresa especializada en este campo que lleva abierta desde 1971 aportando soluciones de calidad a cada uno de sus clientes, que se vale de los sistemas de aislamiento térmico por el exterior y de fachada ventilada para conseguir un mayor aprovechamiento de la energía dentro de un inmueble. Si desea más información, entra en www.olabarria.net.



A %d blogueros les gusta esto: